Exposición de Felipe Juan - "Serie BuscaLuz"

BuscaLuz es la colección de 2014, resultado por un lado del conjunto de imágenes para un álbum ilustrado o “libro arte” y por otro, de la búsqueda, mi búsqueda de nuevos temas o derroteros artísticos.

Todo ello ha motivado al final el acercamiento y guiños a dos series anteriores: “ClaraLuz” o Serie Mariposas y a la Serie acerca de Arucas que ilustraba el Poemario: “Historias Surreales de Arucas” de Javier de la Rosa.

Búsqueda a esa Luz que siento como Alegría, vitalidad y ganas de vivir con más conciencia y presencia en el día a día. Son encuentros, desencuentros, idas y venidas, estancias y viajes de un caminante como tú, como todos, todas, que en este instante de la vida nos toca caminar y reconocer lo verdaderamente importante.

Felipe Juan.

Crítica 1:

Felipe Juan nos invita a sumergirnos en una nueva serie que lleva por título “Buscaluz”, pero lo hace de una manera sumamente original. Para ello, invade toda su obra de técnica mixta y enorme generosidad a la hora de empastar, de bellos colores contrastados de gamas cálidas y frías, de colores primarios, secundarios y terciarios que se encuentran fortuitamente y que nos dan una luz muy especial. De hecho, esta serie supone un reclamo lumínico para la pupila del espectador, un reclamo simbólico, onírico y naif, subrayado por la participación espontánea de sus hijos menores así como las referencias al mundo de la infancia. Todo este contenido iconográfico está aderezado por la presencia de las mariposas que revolotean en busca de la felicidad, en un periplo por distintos parajes de Gran Canaria que el autor nos delata al identificar: iglesia de Arucas, su casa familiar, Azuaje…

Es una obra pictórica que rezuma optimismo, alegría, guiños a sus series anteriores, como Claraluz o Arboluz. Esta exposición supone un peldaño más en el quehacer artístico y evolutivo del pintor, que sin querer perder la figuración, tiende a dar un salto cualitativo a otras formas de ver la realidad que están por llegar; y como el propio devenir de una mariposa es un continuo transformar.

En esta serie, todo se llena de color y música, que suenan a un solo compás; todo tiene una simbología precisa pese a la aparente elección al azar, sirva como ejemplo la forma de relacionar una letra del alfabeto griego con la metamorfosis de un lepidóptero y de cuyo resultado obtenemos una transformación en busca de amor, libertad, felicidad y paz.

Desde estas simples líneas, esperamos que el espectador encuentre esa metamorfosis personal que el pintor Felipe Juan ha querido compartir y desvelar: la búsqueda de nuestra luz personal.

Pedro Andrés Naranjo Jiménez

Ldo. Historia del Arte. Universidad de Granada · Director IES José Arencibia Gil.

Crítica 2:

“Felipe Juan y la interminable búsqueda de la luz” Cuando se contempla el recorrido artístico de la totalidad de la obra de Felipe Juan, o en su defecto tan solo el echarle una ojeada efímera y casi distraída a uno solo de sus cuadros, enseguida caemos en la cuenta de su autenticidad y sinceridad. Felipe se compromete en su obra casi tanto como con su propia vida, la transparencia es casi palpable en ambas. Los pensamientos y sentimientos del artista, así como su propias vivencias del cada día está en cada uno de sus cuadros, como las páginas de un diario personal e intimo, donde se refleja la alegría y el positivismo de la búsqueda de un camino interminable que quiere compartir con todos aquellos que se acerquen con mirada limpia a su obra, una obra rica en simbolismos de fácil entendimiento, incluso para los más profanos en la materia. Felipe se embarca como nadie a completar sus series, o quizás deba decir completar su gran serie: La interminable búsqueda de la luz, esa luz espiritual que hace crecer el alma del artista y de aquellos que saben conectar con su obra, sus series se cierran en pequeños ciclos que de alguna forma han marcado su crecimiento personal, así lo embriaga la luz de la paternidad, o la belleza de los girasoles como símbolo del crecimiento del alma, o el camino de la propia iluminación a través de exóticos viajes, o el milagro de la metamorfosis de la oruga a mariposa, o la luz propia de los faros que nos guían en los momentos más críticos, o la majestuosidad de sus árboles como símbolo de la vida misma, o el embrujo de la ciudad donde vive… y así, serie tras serie, luz tras luz, Felipe nos muestra hermosos retales de su propio sentir. El camino hace sabio al caminante, de pronto el artista se sienta en su propia creatividad y se atreve a echar un vistazo a su vasto recorrido y valientemente, como si de retales se tratara, une todos esos conocimientos y los combina como nunca en esta última serie: mariposas que revolotean, gigantescos girasoles, la iglesia de su ciudad al fondo, todo bañado por el eterno resplandor de sus amarillos que aportan calor a cada una de sus dinámicas composiciones. Toda la luz aprendida aparece ahora en una única serie… ¿Quiere decir que este es el final del camino? No, es solo el momento de la reflexión máxima de todo lo vivido para esclarecer hacia dónde vamos, el artista ya está preparado para seguir andando en su interminable peregrinar y dispuesto a sorprendernos, como ahora, en cada aventura plástica que decida embarcarse.

Antonio Cerpa

Artista Plástico, Profesor de Pintura y Escritor · Presidente Colectivo de Artistas Aruquenses

Cuento y Poema: BUSCA LUZ

Crujen ya los sonidos de la mañana

canta el gallo su risa temprana

luce el sol sobre la mar en calma

pitan las sirenas de los barcos en el puerto

llegan alegres turistas de crucero.

La ciudad despierta,

las chimeneas humeantes sólo son parte de la actividad humana.

En los campos los jilgueros resuenan cantares,

armonías y notas que nos dicen: ¡Busca luz! .

¡Encontrarás vida en todas partes! .

Busco la luz en el horizonte cada mañana…siento su presencia infinita…no sé si existe la noche, sólo percibo la oscuridad de los días… aquellos alejados en su verdad difusa…perdida Busca la luz- dicen los duendes del bosque. Búscala aunque la claridad ciegue tus razones. Encuéntrala entre las ramas de los árboles ocultas en la espesa niebla. Búscala en el miedo de las tinieblas. Búscala, búscala siempre en la naturaleza, en la profundidad de tu ser, en la verdad de tu esencia. Conviértela en tu compañera de viaje, en tu permanente amanecer.

Esteban Rodríguez García (Erg)

Comunicador

Comentario destacado